domingo, 19 de agosto de 2018

Entrevista a Nejc Gazvoda

Nejc Gazvoda
Tras ver su primera película “Izlet”/ “A trip” (2011) -una de mis películas favoritas- y de años de admirar su trabajo, debido a una coincidencia fortuita tuve el honor de entrevistar al guionista, novelista y director de cine esloveno Nejc Gazvoda, quien más recientemente (2013) dirigió su segunda película “Dvojina” o “Dual”, por su título en inglés. En esta entrevista podrán vislumbrar la visión artística de este joven director esloveno, su proceso creativo y su manera de aproximarse al cine y al mundo de la creatividad. A continuación una breve reseña sobre el director y la entrevista, que es de Mayo del presente año y que con mucha humildad he traducido del inglés.

Nejc Gazvoda nació en Novo mesto-Eslovenia (1985). Es egresado de la Academia de Teatro, Radio, Cine y Televisión de Ljubljana. Además de ser director de cine, es también escritor y guionista y ha ganado diversos premios y reconocimientos en las diversas áreas en las que se desempeña.

Desde muy joven escribe, siendo autor de diversos cuentos y novelas publicadas, como “Vevericam nič ne uide” en el 2004 y “Cámara Obscura”, su primera novela, también en el 2004. También cuenta con publicaciones más recientes como “Sanjajo tisti, ki preveč spijo”, novela, (2007), “Fasunga”, cuentos, (2007) y “V petek so sporočili, da bo v nedeljo konec sveta”, cuentos, en el 2009.

Además de sus dos largometrajes “Izlet” y “Dvojina”, Nejc gazvoda también ha dirigido varios cortometrajes como “Kot ptič” en el 2006, “Bordo rdeča” en el 2007 y “Skrbnik” en el 2008. También fue coguionista de los largometrajes “Osebna prtljaga” (2009) y “Class Enemy” (2013). Además del cine, Gazvoda también ha incursionado en el mundo de las artes escénicas.

Filmación de "Dvojina"
-¿Qué fue lo que más disfrutaste filmando Dual y qué fue lo más retador?

Trabajar con actores entra en ambas categorías. Las actuaciones debían ser sutiles, así que debía de ser cuidadoso en cómo guiaba a los actores, especialmente a las dos protagonistas. Y amé todo el proceso. Creo que las actrices, especialmente Mia y Nina, son el verdadero tesoro de Dual.

-¿Qué te inspiró a ser director de cine, qué es lo que más te gusta de dirigir?

Las películas de mi juventud y las personas que conocí cuando era joven. Uno de ellos fue Vilko Filač, director de fotografía, a quien conocí por ser un amigo de la familia. Fue una persona fascinante que lamentablemente falleció demasiado joven. Aún lo extraño. En secundaria cursamos un taller de cine con Janez Lapajne, director de cine, y esto fue una revelación: allí supe que quería ser director de cine. Esto muestra cuán importante es la educación y cuán importante es estar en contacto con el arte desde temprana edad. Janez y yo aún somos buenos amigos y colaboramos juntos en Dual, él fue co-guionista y co-editor de la película.
Lo que más me gusta de dirigir es el momento en que obtienes la escena buscada y el momento en que “hace click” en la edición.  También realmente me gustan los ensayos, me gusta reescribir los guiones. No creo que exista una parte mala de dirigir. No me gusta la burocracia, tener que aplicar para obtener fondos; tampoco soy gran fan de esas reuniones de pre-producción en las que tienes que sacrificar escenas para poder cuadrar tu película dentro del horario de rodaje. Me gusta hablar con mi director de fotografía, amo buscar el lenguaje visual de la película que estoy haciendo. Entonces sí, amo todo de dirigir.

Izlet
-¿Cuáles son tus películas favoritas?

Tengo muchas películas favoritas, pero me enfocaré en las que veo todo el tiempo y las que tuvieron una gran influencia en mí. Creo que Fresas Salvajes de Berman es increíble, soy un gran fan de Stanley Kubrick (Barry Lindon, Lolita, Ojos Bien Cerrados…), adoro a Roy Andersson y sus películas (You, the Living), Kore-Eda, el último ganador de Cannes es absolutamente fantástico (De tal padre, tal hijo). El gran Miloš Forman y su “Alguien Voló Sobre el Nido de Cuco” es una de mis favoritas, también lo es Woody Allen y su “Annie Hall”. Pero en los últimos años el cineasta que ha tenido mayor influencia en mi es sin duda Mike Leigh.

- ¿Sobre qué te gusta hacer películas, de qué te gusta hablar a través del cine?    
Me gusta hacer cine sobre personas que anhelan algo. Me gusta hablar sobre todo lo que esté conectado a los seres humanos, su destino, sus pequeñas vidas y sus tristezas. Evito los temas majestuosos, no me emociona hacer una película épica. Me gusta la vida, la vida real, pero también me gustan los momentos surrealistas, la poesía. Me gusta hablar sobre cosas que estén llenas de sangre y vida, no me gustan las películas frías y distantes.

-También eres escritor, ¿Cuándo comenzaste a escribir historias, qué te inspira a escribir?

Fui escritor antes de ser realizador de cine, de hecho escribí muchas historias cortas en mi vida y ese fue mi primer contacto con el mundo de la creatividad. Mi inspiración son las personas, como siempre; y las cosas y los eventos de mi vida, del mundo que me rodea. Me gusta partir de grandes temas-la muerte, el amor, lo que sea, y desbaratarlo a una historia que pudiera pasarnos a ti y a mí.

- ¿Cómo es tu proceso creativo? 

Tengo cosas que decir y gente con la que quiero decir cosas. Y así va. El mundo nunca será un lugar donde las historias no tengan un lugar. Nunca nada será perfecto, somos tan vulnerables y pequeños, somos la especie fuerte e inteligente que ha ido al espacio pero al mismo tiempo estamos tan desamparados, perdidos y asustados como lo estábamos hace miles de años. El arte es una manera de buscar una respuesta final a todo y de fallar maravillosamente haciéndolo.


"Dvojina"
- ¿Cómo eres tras cámaras, tienes alguna filosofía particular para dirigir?

No creo en la magia,  en métodos extraños, en creatividad loca en el set. El set es un lugar de trabajo y una suerte de zona de guerra. Todo el mundo es tu amigo y tu enemigo al mismo tiempo. Todos están allí para ayudarte a hacer una película y la mayoría realmente ama lo que hace. Pero nadie ama tu película tanto como tú. No tengo problema con no comer ni dormir mientras estoy haciendo una película. Otras personas sí.  Así que tarde o temprano tienes un conflicto. Y cuando llega el conflicto la película debe ganar. Y tú, como director, eres el único peleando de su lado hasta el final. Pero para ser completamente sincero- soy un director demasiado suave para mi gusto. Aún estoy trabajando en ello.

- ¿Cómo te gusta dirigir actores? 

Esto es algo en lo que siempre estoy trabajando. Qué decirles, cómo decirles… dirigir actores es lo que más me gusta. Trato de comunicarles lo que quiero de una manera en que les dibuje una imagen. Hablamos de sus personajes, su vida personal. Yo los escucho, la manera en que hablan, su reacción. Me gustan los actores a los que no les importa la tecnología de la película y solamente actúan.  El actor no necesita saber qué tipo de lente uso. Solo necesita estar en situación, saber de qué va la escena. En el primer momento los dejo desarrollar su propuesta, pero a veces dirijo muy estricto, hasta la última pausa.

- ¿Cuál crees es la cualidad más importante que debe tener un actor? 

Imagina rodar una roca por una colina, esa roca rueda hacia abajo, rebota, salta y luego aterriza. A veces toma direcciones extrañas y eso te sorprende, te deleita. Si esa roca de repente se detiene en el aire o se regresa rodando hacia arriba por la colina, hay algo mal en la estructura de la vida. El actor debe ser una roca rodando-siempre en perfecta concordancia con el entorno y la estructura del papel que interpreta, siempre avanzando, estando perfectamente en personaje y al mismo tiempo empujando la historia hacia adelante. Tienen un trabajo muy duro. También me gustan los actores emocionales, los actores expresivos, los que pueden hablar con el rostro. La manera en como Mike Leigh  dirige sus actores es en mi opinión la manera de hacerlo.  El no crea un personaje, el crea vida.

"Izlet"
 - ¿Qué dirías del cine esloveno?

Me gustaría que fuera mejor y nosotros todos somos un poquito culpables del estado en que nuestro cine se encuentra en los momentos.

- ¿Dirías que hay un rastro esloveno en particular que se traduce bien en cámara?

Esta es una de las mejores preguntas. No tengo idea, para ser sincero. Realmente necesitamos darle a nuestro cine una verdadera identidad eslovena, como lo hicieron los rumanos en sus películas, los escandinavos, como lo hizo Islandia. Encontrar ese rastro es el verdadero reto.

- ¿Cuáles son la clase de películas que te gustaría ver más, hay alguna clase de historias que sientas que necesitan ser contadas?

Me gustaría ver menos películas pretenciosas que se aprovechen de los eventos mundiales actuales y más historias de personas y sus pequeñas vidas maravillosas.



martes, 14 de agosto de 2018

"Dvojina" un largometraje de Nejc Gazvoda



Dvojina” o “Dual”, por su título en inglés, (2013) es una película eslovena del director Nejc Gazvoda. Es un drama que trata del amor, de la amistad, pero sobre todo de la condición humana.



Por una situación inesperada, los dos personajes protagónicos: Tina (Nina Rakovec), una eslovena e Iben (Mia Jexen), una danesa, se conocen en Ljubljana. Ambas entablan una relación muy especial generada por el encuentro de dos culturas, pero también por una conexión y entendimiento que supera el lenguaje, pues ambas se  necesitan una a otra.



Al igual que en su ópera prima “Izlet” (2011), “Dvojina” tiene un lenguaje poético, que a la vez es muy sencillo y natural, donde podemos encontrar la belleza y la profundidad en el detalle.





El director se enfoca en la condición humana de sus personajes, especialmente en Tina e Iben, mostrándonos su complejidad emocional, sus anhelos, sus conflictos, sus contradicciones y su relación con el mundo, un mundo que parece ser algo frío, cuadrado, monótono, distante, competitivo y lleno de resignación. Ambas se sienten atrapadas y  lejos de encajar en él, encuentran una en la otra un respiro, un refugio y tras un punto de giro,  el valor necesario para seguir su camino. 

De una manera sutil y agradable, el director nos sumerge en el mundo de la película a través de la atmósfera, el ritmo y cada pequeño punto de giro con el que guía la trama. Dual, cuenta con actuaciones conmovedoramente genuinas y sentidas, a medida que avanza la trama nos vamos enamorando de sus personajes que se van develando poco a poco, como pelando una cebolla, desde la capa externa a la más profunda; y finalmente lejos de sentir que todo se nos explica, el director abre un espacio para que el espectador complete desde su reflexión.

viernes, 22 de junio de 2018

Entrevista a José Voglar sobre el poemario "Eslovenia"

Aquí les dejamos el enlace de la entrevista a José Voglar, fotógrafo esloveno-venezolano que viajó a Eslovenia y cuyas excelentes fotografías fueron la inspiración para que Alberto Hernández, poeta venezolano, escribiera sus poemas. Juntos crearon el  poemario "Eslovenia" publicado en el post anterior.
Entérate de más detalles en el siguiente enlace: http://eslovenosenvenezuela.org/entrevista-a-jose-voglar/#comments, dónde también podrás conocer de la vida, de visión y de la obra de este artista, que como hijo de inmigrantes eslovenos en Venezuela, nos da una visión muy interesante de ambas culturas y de su experiencia tanto en Eslovenia como en Venezuela. 


sábado, 5 de agosto de 2017

Eslovenia: Poemas de Alberto Hernández, fotografías de José Voglar


Hay veces que la mano invisible del destino une de manera fortuita a quienes menos se lo esperan, creando así, como si de por casualidad se tratase, algo superior a la suma individual de todas sus partes. “Eslovenia” es un libro de
poesía que a su vez es libro de fotografía o viceversa, en este caso el orden de los factores no altera la experiencia, sino más bien la complementa.

 Serendipia podría ser otra forma de describir la afortunada colaboración entre dos maestros de sus respectivas artes: el poeta venezolano Alberto Hernández y el fotógrafo esloveno-venezolano José Voglar, que nos han honrado al confiarnos este trabajo. 

En una entrevista que estamos por publicar, José Voglar, narra su viaje a Eslovenia en 1999, viaje que sería la semilla de este poemario: al regresar a Venezuela, Voglar organizó una exposición fotográfica titulada Eslovenia s/t, la cual fue exhibida en marzo del 2000 en la Galería Diafragma de Maracay. A esta exposición acudió Alberto Hernández. No hay que conjeturar sobre lo que cautivó la mirada del poeta, pues éste sin tener nexo  previo con el lugar de las fotos escribió, por cuenta propia y de manera independiente, los poemas que hoy acompañan estas imágenes. 
  
El poemario por razones de fuerza mayor ha permanecido inédito hasta hoy. A continuación  reseñaremos y publicaremos parte de esta obra, que tanto se merece ver la luz del día.

   Este bello trabajo combina dos poderosas expresiones artísticas que dialogan entre sí, el verbo y la imagen. Ambos artistas entretejen armónicamente su trabajo, dialogan con Dios, hacen y deshacen, preguntan, responden; crean y destruyen en el imaginario del lector. 

 Este poemario nos traslada sutilmente a una  Eslovenia que está viva, que respira, que late, palpita, suspira, nos llama. Es a veces un eco distante y otras veces una voz clara y potente. Es abstracta, es concreta, es anhelo, es paz, conflicto, sobriedad, melancolía, consuelo, anhelo, un bello sueño, el cielo, misterio, enigma, belleza y soledad; Dios y su obra.

 En el lente de Voglar se percibe la mirada del asombro, vemos a Eslovenia con los ojos de quien no da el mundo por sentado y contempla sin prejuicios la creación. A través de su mirada, y con la grata compañía del verbo, sentimos que Dios estuvo allí, y que permaneció solo, en silencio, en paz. La inmensidad que es Dios se hace verbo, espacio, profundidad, luz y sombra. El tiempo, impregnando todo a su paso, se congela en un instante de fotografía: vemos un pedacito de tiempo detenido que al contemplarlo, por momentos da la ilusión de movimiento.

 El poemario nos da la sensación de que Dios está en todas partes, incluso en donde pareciera no estar, en donde no hay nada. Incluso, cuando se va. Da la impresión de que el poeta vio a Dios y se sentaron a conversar. Luego Dios se fue y el poeta crea con la presencia de su ausencia. La poesía de Hernández brinda una atmósfera y una lectura que se abre a más posibilidades, pues no es explicativa, al contrario, sugiere, insinúa, propone, expande, inspira, inventa, siente e imagina. Vemos al hombre frente a la naturaleza, extasiado, anonadado, fascinado en una experiencia estética y espiritual. Contemplación, vacío, plenitud. Después del verbo sigue el silencio.

 Las lecturas son miles, las posibilidades infinitas, el diálogo permanente, sin embargo, luego de leer esta obra, nos queda claro que la pregunta, es más poderosa que la respuesta.


Una primera mirada a “Eslovenia”
Poemas de Alberto Hernández y fotografía de José Voglar






Leo con los ojos cerrados,
el monte,
las hojas del viento,
la muerte
en los tantos nombres borrados
en la roca,
en Dios de pie sobre la tierra.





                                                                                                                                                                                                         


De quién es ese párpado, ese globo ocular
que desviste la tierra

De quién el trazo de la boca
Por donde dejaron de brotar en palabras
las aves y sus vuelos

De quién la carne magra bajo el frío

De quién los dientes que roen

este paisaje de brumas y pesadumbres

De quién son mis ojos,
estos que te miran,
Slovenija
                                        
Nadie puede quitarme mis propiedades
estos lobos feroces
incansables
este pan sin bocado
este atajo
a la muerte
este mapa de cambios
este miedo
esta feliz espera de los años

De quién entonces
son estos párpados perdidos
esta algarabía silenciosa
este ruido          
Una sola pregunta
basta para disiparme

¿Quién queda de este lado
del mundo
cuando Dios regresa de la niebla?






El hielo es un lagarto impreciso
fluido de esta tierra que pregunta
-que escala por la piedra-
hasta la curva racional
de los pinos

Laibach, Ljubljana 

El hielo derrite el tiempo
en el último verso de la muerte
en la última muerte del poema

en el nombre que oculta

Mi alma no entra por la puerta:
(dejo la eternidad atrás)
ojiva es la carne que me habita
la sangre
en el marco de luz
en los mosaicos de piedra
y arabescos

En qué pueblo o bosque
lejos de Bratislava dejé
de morir
mientras la raya de la piedra muerde
el reflejo infinito

                                                                                 

        Baja la colina
        y la casa
        Bajo el árbol
        el tronco absoluto
        de la sombra

        Baja la casa y la colina
        Arriba
        el árbol sin hojas
        sin colina
        sin casa

        Sólo el ojo
        sin cara
        sin colina, cerca del cielo                                                                        

                                                                                   





       
        Slovenija no tiene nombre
        no tiene título:

        alzada por los pinos,
        el olfato de Dios
        la inventa y la regala:

        sin nombre
        la repito en el nombre

        sin título
        la llamo
        y viene
        verde, helada
        arbolada
        silenciosa, viva


        mirada de frente, sin miedo alguno





Al fondo
la mordedura del precipicio:
agujas y pinares
el cielo acumulado entre las hojas

El ojo viaja
hacia el único arriba
donde la lluvia es granizo
y líneas hirientes:

el alma limita
con el ahogo

donde los troncos
irrumpen
en el lugar intacto

Quién corrompe este cielo,
estas nubes
miradas por la copa convulsa
de los árboles







Allá
donde Dios
pregunta por nosotros
   
                 Slovenija 










Seco está el día
la nieve fabula
              el desierto,
                              arde














             Bajo el arco,
             la puerta abierta
             hacia la luz:

             alguien se quedó detenido
                                                     muerto
             en el asombro del día














Tótem. La inclinación de la cima rivaliza con el
miedo.
La nube agasaja la piedra
el conjuro
la nieve esquiva,
siempre la altura cercana,
                 la mudez del temblor
sobre los párpados.






Bosque. La tierra cortada en la línea exacta del
viento.
Crece entonces la mirada, asciende y topa con las
primeras orillas de una casa.

El monte sucumbe con la música dejada sobre una mesa.
Los objetos de comer y beber. Los trajes de la última
hora, la herida
de espada. Y más arriba las flechas, una ballesta
mohosa
en el filo de la ventana.

El castillo para otear el país.
Slovenija salpica el cielo.

Allá -entonces- alguien vive aún, se desliza sobre
las raíces
de los grandes árboles amontonados del bosque.
Despierto con la sangre y la savia de quienes huyeron
por el borde de un puente derribado.

La verdad se ve en el cielo, donde nadie responde por
Nada. Sólo
Dios sabe dónde quedó la mano de quien dejó bajo el
sereno el
arma y el miedo, los gritos.

La ventana abierta durante tantos siglos. 

sábado, 21 de enero de 2017

¡La Asociación cultural esloveno-venezolana Srečko Kosovel colabora con Eslovenos en Venezuela!


 Hola Todos! Felices de anunciar que ahora estaremos colaborando activamente con la página oficial de Eslovenos en Venezuela! En esta página podrás encontrar  material sobre gastronomía, deportes, farándula, turismo, tecnología, noticias, notas de duelo e información importante concerniente a la comunidad de eslovenos en Venezuela.  Ingresa a la página y mira nuestro primer post! Muy contentos de poder sentirnos parte y de contribuir con esta respetada comunidad!



domingo, 1 de enero de 2017

Srečno novo leto!

 Feliz año les desea la Asociación Cultural Esloveno-Venezolana Srečko Kosovel. Estamos contentos  en anunciar que para este año 2017 tenemos varios proyectos pensados en materia de cultura eslovena. Primero que nada queremos expandir el blog y buscar contribuyentes que quieran escribir, opinar o traducir material relacionado con la cultura eslovena. 

 En segundo lugar estamos planeando la creación de un podcast para la primera parte del  año 2017, puesto que creemos que ya es hora de tener una voz en el ciberespacio.

 Finalmente estamos planificando un evento en conjunto con el 'Grupo de Investigación de Literaturas en el Mundo' adscrito a la Universidad de los Andes donde se tratará la cultura eslovena desde varios ángulos.  Más detalles al respecto serán revelados en la segunda mitad del  año 2017.


 ¡Feliz año!

Srečno novo leto!

sábado, 31 de diciembre de 2016

Algunas tradiciones y creencias eslovenas en torno al año nuevo



 El año nuevo es sin duda alguna una de las celebraciones anuales más importantes alrededor del mundo. Hoy en día es festejado por casi toda la cultura occidental de una manera parecida, sin embargo existen ciertas costumbres y tradiciones que son propias de la cultura de cada país. En Eslovenia existen varias tradiciones y creencias particulares, algunos datan de tiempos antiguos y otros son más modernos:  

1-  Al no ser una tradición religiosa no es una celebración exclusivamente familiar, los eslovenos suelen celebrar el año nuevo con amigos y es menos formal.

2- Para el año nuevo suele haber un gran árbol de abeto en la plaza Prešeren, hermosamente iluminado y pequeños puestos donde se puede conseguir vino y chocolate caliente.

3- Para tener amor y felicidad el año entrante se dice que es bueno usar ropa interior roja y para tener fortuna y prosperidad, encender una vela amarilla.

4- A media noche no puede faltar un brindis con champagne y si accidentalmente se rompe una copa significa buena suerte.  

5- Las herraduras simbolizan buena suerte y las personas generalmente las cuelgan en las puertas.

6- Es común que los eslovenos se den entre ellos pequeños amuletos de buena suerte.

7- En algunas zonas se estila lanzar plomo fundido en el agua antes de la media noche y adivinar el significado de las figuras que se forman.

8-  Se solía decir que escuchar golpes de martillo en noche vieja significa muerte y escuchar un acordeón significa matrimonio.

9- Es de inmensa suerte si una mariquita se posa sobre ti o si encuentras un trébol de cuatro hojas.

10-  Generalmente se cree que quien se despierte temprano el primer día del año se despertará temprano todo el año, por el contrario quien duerma hasta tarde, lo hará todo el año.


¡Feliz Año Nuevo! ¡Srečno Novo Leto!